martes, 24 de septiembre de 2013

El Hinojo dulce

A petición de un correo recibido, la entrada de hoy hablará de las propiedades de un alimento, el hinojo dulce, que precisamente ahora en otoño comienza su temporada. 

El hinojo dulce que se consume hoy en día como hortaliza es una variedad del hinojo común o silvestre. En el mercado suele encontrarse desde finales de octubre hasta mediados de mayo.

Comparte con el resto de verduras y hortalizas su escaso aporte energético, si bien es una verdura rica en hidratos de carbono y fibra. La variedad y cantidad vitamínica es discreta y sobresalen en su composición los folatos, la vitamina B3 y la provitamina A, aunque en menor cantidad que en la mayoría de las verduras. Además del potasio, el mineral más abundante con diferencia, el hinojo también contiene humildes cantidades de fósforo, calcio y magnesio.

El principal principio activo que le confiere las propiedades carminativas al hinojo es su aceite esencial rico en anetol. También contiene otros compuestos que inciden en su esencia como el estragol. El consumo de hinojo tonifica los procesos digestivos, favorece la digestión de los alimentos, contribuye a expulsar los gases, reduce la hinchazón y ayuda a aliviar los dolores gástricos que aparecen como consecuencia de la flatulencia.

Además, por su contenido de fibra favorece el tránsito intestinal, por lo que el consumo de hinojo previene o mejora el estreñimiento. Igualmente, el hinojo tiene un suave efecto diurético gracias a su elevado contenido en agua y en potasio. 

Los bulbos se pueden consumir como cualquier otra verdura o se pueden añadir a distintos platos para que éstos resulten más digestivos. Por ello, el consumo de esta planta se recomienda en caso de dispepsia o malas digestiones, indigestión, pesadez de estómago u otros trastornos gástricos.

Otra forma de tomar hinojo es a través de infusiones tanto después de las comidas como entre horas. Así, podemos encontrar en Aboca infusiones de hinojo dulce. Es interesante de esta marca que para sus bolsitas filtro no emplean coloides ya que se hacen con fibras naturales sin tratar con blanqueadores químicos y no utilizan grapas metálicas sino simples nudos de hilo de algodón para conservar, más si cabe, las propiedades y el origen natural de este alimento.

lunes, 16 de septiembre de 2013

"¿Qué no debe hacer nunca un jugador para perder peso?" en FpE


Después de tomarme un descanso en verano, ya está disponible, en la web de fútbol para entrenadores, mi nuevo artículo de nutrición deportiva. 

Este mes hablo sobre aquellas líneas rojas que el jugador no debe cruzar cuando necesite bajar unos kilos.

Podéis acceder a él entrando en el siguiente enlace: ¿Que no debe hacer nunca un jugador para perder peso?

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Consejos para aprovechar el valor nutritivo de frutas y hortalizas


Los alimentos vegetales, especialmente las frutas, hortalizas y verduras, contienen pigmentos de diversos colores que contribuyen a su atractivo natural. Además, estas sustancias colorantes son beneficiosas para la salud. Usar bien los alimentos incluye también el saber elegir los de colores más saludables, como los de las frutas, hortalizas y verduras.
  
La mejor forma de aprovechar todas las propiedades de las verduras es consumirlas crudas, en ensalada.

  • Consumir frutas y verduras de estación: aportan vitaminas y minerales en mayor concentración y a menor costo.
  • Las frutas y verduras crudas conservan mejor los nutrientes, ya que el calor que se utiliza al cocinar puede disminuir el contenido de algunos nutrientes.
  • Evitar la cocción prolongada y el recalentamiento.
  • Introducir los vegetales en la cocción cuando el agua esté hirviendo.
  • En caso de pelar la verdura y la fruta, hacerlo justo antes de consumirla.
  • Cocinarlas preferentemente con cáscara y en trozos grandes.
  • La cocción al vapor y en hornos a microondas conserva mejor el contenido de vitaminas y minerales.

Tomado de: juntadeandalucia.es

jueves, 5 de septiembre de 2013

¿Cómo puedo saber si estoy comiendo azúcar disfrazada?


Con frecuencia las fábricas agregan azúcar a las comidas para que sepan mejor. Cuando se retira la grasa de una carne procesada, por ejemplo, se le agrega azúcar para ayudar a disimular el sabor soso. 
Debido a esto, muchos de los productos que vemos como sanos (como el yogurt, barras de cereales, productos bajos en grasa y agua con sabor a frutas) pueden, de hecho, tener mucha más azúcar de lo que nos damos cuenta. 
Al igual que la sal, el "azúcar añadida" ayuda a extender la vida de algunos de los alimentos, como el pan, los cereales y las frutas y vegetales enlatados. 
Saber cuánta azúcar hay en tu comida o bebida puede ser confuso pues tiene muchos disfraces; como la sacarosa, glucosa, fructosa y miel. 
En muchas partes del mundo los fabricantes de alimentos no están obligados a separar en sus etiquetas de información nutricional los azúcares añadidos de los que ocurren de forma natural, pero se puede averiguar cuánto azúcar total tiene un producto fijándose en el renglón que dice "carbohidratos (de los cuales azúcares)". 
Más de 15g de azúcar total por cada 100g significa que tiene un alto contenido de azúcar. Mientras que 5g de azúcar o menos por cada 100g significa que el contenido de azúcar es bajo.
Tomado de: bbc.co.uk