jueves, 29 de septiembre de 2011

Campaña "Somos lo que comemos"

Con el objetivo de promover los hábitos saludables, como una dieta sana y la práctica de deporte con regularidad, la Fundación FC Barcelona presenta la campaña de sensibilización 'Somos lo que hacemos, somos lo que comemos'.

"Somos lo que hacemos, somos lo que comemos" pretende sensibilizar y promover entre los niños y jóvenes hábitos saludables basados en la práctica de la actividad física y en una buena alimentación, utilizando como referentes a los jugadores Messi y Piqué.




lunes, 26 de septiembre de 2011

La cesta en otoño

Con la llegada de la nueva estación, la sección de este blog "La cesta en verano" pasa a "La cesta en otoño".


El otoño es el tiempo de los frutos más dulces, más ricos en azúcar, que han ido tomando y haciendo suya gracias al calor del verano. Es el tiempo de los higos, los membrillos, las granadas y las uvas, de las mejores manzanas y de los frutos secos, que aparecen ya bien entrada la temporada. Es el momento de cambiar los hábitos alimentarios. Ya no apetecen las ensaladas, gazpachos y ensaladillas, sino que con el cambio de aires y la bajada de temperaturas se agradecen los guisos de cuchara, calentitos, sólidos. También es la temporada de caza, y en Andalucía se toman unos productos excelentes. De la liebre al venado, de la perdiz al jabalí, la gastronomía de la caza es la gastronomía de guisos contundentes, marinados, escabechados y muy especiados, apropiados para la época.

Es el momento de usar técnicas como el guiso, el estofado, las ollas y cocidos, los escabeches en los que mantener varios días la carne o el pescado en muy buenas condiciones. El mercado nos inunda literalmente con productos nuevos, pero hay que utilizarlos con imaginación, podemos dar cabida a la humilde calabaza, a las migas y a las calderetas de carnes diversas, que se pueden preparar con antelación, para facilitar la vida ajetreada que llevamos. También es el momento de aprender nuevos trucos de cocina, con los que aprovechar los productos de temporada y el precioso tiempo, del que tan escasos andamos, porque por ejemplo ¿sabemos que los cocidos de garbanzos congelan muy bien? Se pueden hacer dobles raciones, y la segunda vez solamente es necesario descongelar, si el proceso se realiza de manera correcta. También podemos congelar las carnes de caza, si tenemos en exceso, previamente guisadas. Si se descongelan bien (primero en la parte baja de la nevera una noche completa, y después fuera de la nevera), la carne resulta incluso más tierna que recién hecha.
 
En esta época no debemos olvidar el consumo del aceite de oliva, nuestra universal grasa “de oro”, como se dice en Andalucía. Aquí se domina la técnica de la fritura como en ningún lugar. Se frie mucho y bien, y si se realiza la operación adecuadamente, es sana y saludable. Hay que utilizar, en primer lugar, un buen aceite de oliva, y en segundo lugar, controlar la temperatura, calentando bien el aceite. Si introducimos el alimento con el aceite frio, literalmente “lo cocemos en aceite”, y el resultado es muy desagradable, queda grasiento y poco atractivo. Si el alimento se frie bien, es una delicia, resulta crujiente y dorado por fuera, y por dentro queda jugoso y húmedo, y conserva todas sus propiedades. Podemos aprovechar para buscar los primeros aceites de calidad, a finales del otoño, que son aromáticos y sabrosos, y utilizar durante todo el año un buen aceite de calidad, conservándolo, eso sí, a resguardo de luz y temperaturas altas.

Fuente: iamed.net

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Se inician los trámites para la creación del Colegio de Dietistas-Nutricionistas de Andalucía

El Consejo de Gobierno ha acordado iniciar los trámites del anteproyecto de creación del Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de Andalucía, entidad que actuará en representación de este colectivo en la comunidad autónoma.

La iniciativa aprobada responde a la necesidad de contar con una organización colegial acorde con la importancia y reconocimiento social que ha alcanzado en Andalucía la profesión de dietista-nutricionista, cuya actividad es fundamental en la prevención y en el tratamiento de enfermedades a través de la alimentación. La formación especializada para su ejercicio, con el nivel de estudios de Grado, se imparte actualmente en las universidades de Granada y Pablo de Olavide de Sevilla.

El anteproyecto de ley establece que podrán integrarse en el nuevo colegio todos aquellos profesionales con el título universitario oficial de Grado en Nutrición Humana y Dietética u otros habilitantes y homologados para el desarrollo de este trabajo. La entidad se relacionará con la Consejería de Gobernación y Justicia en los aspectos institucionales y corporativos y con la de Salud en lo referente a los contenidos propios de la profesión.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Proceso de caramelización

En primer lugar, hay que distinguir entre los colorantes alimentarios que dan un color marrón y un aspecto caramelizado al alimento (E 150a, E150b, E 150c y E 150d) y los alimentos caramelizados de forma natural por tratamiento con calor. 

Los aditivos alimentarios (colorantes alimentarios) están compuestos de carbohidratos (por Ej. azúcares) y otras sustancias complementarias como ácidos, sulfitos y sales de amonio. El único propósito de estos colorantes es el de intensificar la coloración de los alimentos. Los aditivos alimentarios E 150a, E150b, E 150c y E 150d no confieren al alimento el típico sabor de aroma del caramelo.

Por otra parte, la caramelización natural que se produce en los alimentos tras un tratamiento con calor es la que se caracteriza por el suave tono marrón y el delicioso aroma a caramelo. El producto obtenido por calentamiento moderado de la sacarosa se llama “azúcar caramelizado” o “azúcar quemado”. Cuando el azúcar se empieza a derretir y se acerca a la temperatura de fusión, las moléculas se rompen dando lugar a compuestos volátiles que dan ese aroma característico y el suave color marrón. Se trata de ingredientes naturales del alimento y no de aditivos alimentarios. El “azúcar caramelizado” no tiene nada que ver con los cuatro colorantes E150a-d “color caramelo”.

El principal objetivo de los ingredientes capaces de caramelizar en un alimento, sin considerar los aditivos alimentarios, es proporcionar el típico sabor a caramelo que se encuentra por ejemplo en muchos productos de repostería.

Fuente: eufic.org

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Estudio “ALADINO”

El estudio ALADINO (ALimentación, Actividad física, Desarrollo INfantil y Obesidad), llevado a cabo en el marco de la Estrategia NAOS, revela que el exceso de peso en la población infantil española se ha estabilizado. Aún así, el 45,2% de los niños y niñas de entre 6 y 10 años padece sobrepeso (26,1%) u obesidad (19,1%).
Los nuevos datos de ALADINO provienen de la evaluación de 7.923 niños y niñas, un número considerablemente superior a los 423 que incluyó el estudio de referencia hasta el momento, el enKid (1998-2000).
Las cifras de ALADINO han alarmado a la prensa generalista, pues el 45,2% que proporciona choca con el 26,3% de prevalencia de exceso de peso del estudio enKid. Sin embargo, es necesario aclarar que las diferencias radican en la metodología aplicada en el establecimiento de los puntos de corte para el diagnóstico del sobrepeso y la obesidad. Con la finalidad de facilitar la comparación entre países, el estudio ALADINO ha tenido en cuenta los estándares de crecimiento y desarrollo infantil de la OMS, publicados en 2006 (http://www.who.int/childgrowth/en/), y no las tradicionales tablas de la Fundación Faustino Orbegozo (1988).
Se puede afirmar que la obesidad infantil se ha estabilizado en los últimos 10 años al realizar el ejercicio de análisis de los datos actuales con las tablas de Orbegozo. Entonces, la prevalencia de exceso de peso es del 31,4%, muy parecido al 30,4% que cifraba el enKid para la misma franja de edad. 
 
Pulse aquí para acceder a la presentación del estudio ALADINO.

Fuente:grep-aedn.es

lunes, 12 de septiembre de 2011

Los números del huevo

Estoy seguro que más de una vez al utilizar un huevo os habéis preguntado en qué son esos números que aparecen pintado sobre la superficie de la cáscara.

Pues bien, estos números corresponden a la trazabilidad del huevo. Pero ¿Qué se entiende por trazabilidad?


 
La trazabilidad es la posibilidad de encontrar y seguir el rastro, a través de todas las etapas de producción, transformación y distribución, de un alimento o sustancia destinada a ser incorporada en alimentos, o con probabilidad de serlo. La trazabilidad aporta credibilidad y eficacia al sistema de control de la inocuidad de los alimentos a lo largo de la cadena alimentaria y es obligatoria en el Modelo de Producción de la Unión Europea.

Así, si aparece un problema en cualquier punto de la cadena en que se encuentre un alimento, se dispone de información suficiente sobre la trayectoria seguida por el mismo y puede ser localizado el lote del que proviene, identificado su origen y analizadas en las distintas fases las causas que pudieron motivarlo, lo que permite adoptar las medidas correctoras necesarias y, si procede, retirarlo del mercado.

En el caso del huevo la trazabilidad está controlada desde la granja, ya que en ella se registran los detalles de la producción: origen de las aves y del pienso, los controles sanitarios realizados y todos los demás factores importantes a efectos de la seguridad alimentaria.

En el centro de embalaje se registra el origen y destino de cada lote expedido y se marca en el envase el registro sanitario y otras informaciones que hacen posible la trazabilidad completa en cualquier momento.

La información que permite la trazabilidad queda registrada en cada operador de la cadena, además de en el envase y en el producto final, y en los documentos que los acompañan durante su recorrido hasta que llega al consumidor.

En la cáscara del huevo va impreso con tinta aprobada para uso alimentario el código que identifica la granja de origen e informa a las autoridades sanitarias y consumidores sobre la forma de cría de la gallina y el país de producción. A este código, obligatorio en los huevos frescos, puede añadirse otra información adicional marcada en la cáscara (fecha de puesta, de consumo preferente o marca comercial, por ejemplo)

Fuente: huevo.org.es

lunes, 5 de septiembre de 2011

Alimentos antes del ejercicio

Antes del ejercicio se deben elegir alimentos que, en poca cantidad, nos aporten la energía y los nutrientes necesarios para afrontar la actividad. 

Alimentos como un puñado de frutos secos, galletas sencillas o un sándwich ligero son adecuados antes de realizar un ejercicio prolongado superior a una hora. En cambio, para un ejercicio que dure entre 30 y 60 minutos, una pieza de fruta como el plátano sería una buena elección. Todos ellos aportan hidratos de carbono, un nutriente fundamentalmente energético que contribuye a mejorar el rendimiento deportivo. Es importante que estos alimentos se tomen con un margen de tiempo antes de realizar el ejercicio. 

En cambio, alimentos como un bocadillo de embutido o un tazón de leche con algo de bollería provocan en el estómago una sensación molesta que puede interferir en la correcta realización del ejercicio. Esto se debe a que contienen mucha grasa y azúcares refinados, nutrientes que entorpecen la digestión haciéndola más lenta y pesada. 

Fuente: consumer.es

jueves, 1 de septiembre de 2011

Desayunos del COE

La entrada que os muestro a continuación trata de un artículo publicado por Johana Gutiérrez, compañera de carrera, junto con su equipo de trabajo del Observatorio del tenis español (Dr. D. Francisco de Borja Sañudo y Dr. D. Delfín Galiano) en la página web del Comité Olímpico Español (COE).


El artículo trata sobre las diferentes opciones de desayunos saludables aptos para deportistas. 


El desayuno es un eslabón fundamental en la nutrición, al ser la primera comida supone un punto de partida de los hábitos alimentarios y el primer aporte de energía del día. El organismo viene de un ayuno prologando, y es esta comida la que aportará las calorías necesarias para hacer frente no sólo a la actividad física a lo largo de la mañana sino para afrontar un correcto rendimiento cognitivo.

No desayunar podría conllevar una hipoglucemia, que daría lugar a síntomas de debilidad, perjudicando así el entrenamiento o la competición, En este sentido, y con objeto de educar en estos hábitos alimentarios se podría hacer un reparto calórico de las 5 comidas del día, de modo que al desayuno le correspondería el 20-25% de la energía total de la dieta, considerándose la siguiente distribución de principios inmediatos para deportistas de alto nivel: Carbohidratos = 55-70%, grasas = 20-25% y proteínas = 10-20%.

El desayuno se debe suministrar unas 3-4 horas antes del inicio de la actividad, debe ser rico en hidratos de carbono complejos, con alto índice glucémico (cereales) con un aporte adecuado de proteínas (leche, fiambres, embutidos…), bajo en grasa (aceite de oliva, mantequilla…) y rico en sustancias reguladoras (frutas). Se debe moderar el aporte de fibra para no retardar la digestión.

Un desayuno con hidratos de carbono simple y tomado una hora antes de la actividad, podría provocar una respuesta insulínica, producir hipoglucemia a media mañana, así como una inhibición de la lipólisis y bloquear la degradación de glucógeno hepático siendo la única fuente energética el glucógeno muscular. Es por ello que si el deportista realiza un entrenamiento fuerte o compite por la mañana, si la hora previa a la actividad necesita hacer una ingesta, debe ser en solución líquida y con una proporción de hidratos de carbono menor (5-8%), aún más cuando se trata un deporte de larga duración.

Pueden consultar el artículo completo en el siguiente enlace: Desayunos del Comité Olímpico Español. Una opción saludable.
 

Fuente: nutricion.coe.es