jueves, 1 de septiembre de 2011

Desayunos del COE

La entrada que os muestro a continuación trata de un artículo publicado por Johana Gutiérrez, compañera de carrera, junto con su equipo de trabajo del Observatorio del tenis español (Dr. D. Francisco de Borja Sañudo y Dr. D. Delfín Galiano) en la página web del Comité Olímpico Español (COE).


El artículo trata sobre las diferentes opciones de desayunos saludables aptos para deportistas. 


El desayuno es un eslabón fundamental en la nutrición, al ser la primera comida supone un punto de partida de los hábitos alimentarios y el primer aporte de energía del día. El organismo viene de un ayuno prologando, y es esta comida la que aportará las calorías necesarias para hacer frente no sólo a la actividad física a lo largo de la mañana sino para afrontar un correcto rendimiento cognitivo.

No desayunar podría conllevar una hipoglucemia, que daría lugar a síntomas de debilidad, perjudicando así el entrenamiento o la competición, En este sentido, y con objeto de educar en estos hábitos alimentarios se podría hacer un reparto calórico de las 5 comidas del día, de modo que al desayuno le correspondería el 20-25% de la energía total de la dieta, considerándose la siguiente distribución de principios inmediatos para deportistas de alto nivel: Carbohidratos = 55-70%, grasas = 20-25% y proteínas = 10-20%.

El desayuno se debe suministrar unas 3-4 horas antes del inicio de la actividad, debe ser rico en hidratos de carbono complejos, con alto índice glucémico (cereales) con un aporte adecuado de proteínas (leche, fiambres, embutidos…), bajo en grasa (aceite de oliva, mantequilla…) y rico en sustancias reguladoras (frutas). Se debe moderar el aporte de fibra para no retardar la digestión.

Un desayuno con hidratos de carbono simple y tomado una hora antes de la actividad, podría provocar una respuesta insulínica, producir hipoglucemia a media mañana, así como una inhibición de la lipólisis y bloquear la degradación de glucógeno hepático siendo la única fuente energética el glucógeno muscular. Es por ello que si el deportista realiza un entrenamiento fuerte o compite por la mañana, si la hora previa a la actividad necesita hacer una ingesta, debe ser en solución líquida y con una proporción de hidratos de carbono menor (5-8%), aún más cuando se trata un deporte de larga duración.

Pueden consultar el artículo completo en el siguiente enlace: Desayunos del Comité Olímpico Español. Una opción saludable.
 

Fuente: nutricion.coe.es

1 comentario:

  1. Muy buen apunte Pablo. Coincido totalmente en todos los puntos.

    ResponderEliminar