miércoles, 27 de marzo de 2013

"Estrategias de hidratación para un partido de fútbol I" en FpE


Ya está disponible, en el apartado "The Boot Room" de la web de fútbol para entrenadores, mi nuevo artículo  de nutrición deportiva. 

En esta ocasión muestro unas pautas de hidratación antes de jugar un partido de fútbol. En la próxima entrega hablaré sobre las estrategias que el jugador debería seguir, en este sentido, durante el partido y al finalizar el mismo. Espero que os guste.

Podéis acceder a él entrando en el siguiente enlace: ESTRATEGIAS DE HIDRATACIÓN PARA UN PARTIDO DE FÚTBOL I


lunes, 25 de marzo de 2013

¿Cómo debe ser una alimetación saludable?



Una alimentación saludable es aquella que permite alcanzar y mantener un funcionamiento óptimo del organismo, conservar o restablecer la salud, disminuir el riesgo de padecer enfermedades, asegurar la reproducción, la gestación y la lactancia, y que promueve un crecimiento y desarrollo óptimos. 

Esta alimentación debe ser:

  • Satisfactoria: agradable y sensorialmente placentera. 
  • Suficiente: que cubra las necesidades de energía, en función de las necesidades de las diferentes etapas o circunstancias de la vida. 
  • Completa: que contenga todos los nutrientes que necesita el organismo y en cantidades adecuadas. 
  • Equilibrada: con una mayor presencia de una amplia variedad de alimentos frescos y de origen principalmente vegetal, y con una escasa o nula presencia tanto de bebidas alcohólicas como de alimentos con baja calidad nutricional. 
  • Armónica: con un equilibrio proporcional de los macronutrientes que la integran. 
  • Segura: sin dosis de contaminantes biológicos o químicos que superen los límites de seguridad establecidos por las autoridades competentes, o exenta de tóxicos o contaminantes físicos, químicos o biológicos que puedan resultar nocivos para individuos sensibles. 
  • Adaptada: que se adapte a las características individuales (situación fisiológica y/o fisiopatológica), sociales, culturales y del entorno del individuo. 
  • Sostenible: que su contribución al cambio climático sea la menor posible y que priorice los productos autóctonos. 
  • Asequible: que permita la interacción social y la convivencia y que sea económicamente viable para el individuo. 


jueves, 14 de marzo de 2013

El número de adultos obesos en España ha aumentado casi un 10% desde 1987



En el día de hoy se ha presentado la Encuesta Nacional de Salud que elaboran desde el año 1987 el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y el Instituto Nacional de Estadística.

Los datos presentados de este año corresponden a más de 26.500 entrevistas realizadas en el segundo semestre de 2011 y el primero de 2012. Entre los resultados del estudio, además de una importante mejora en el estado de salud percibido, destaca el descenso en el número de fumadores, el menor uso de la mayoría de los servicios sanitarios y el aumento de las patologías crónicas y del exceso de peso en la población. 


En cuanto a los datos de obesidad, alimentación y sedentarismo se puede observar que la obesidad ha pasado de afectar al 7,4% de la población en 1987 al 17% en esta edición. En cuanto al sobrepeso, afecta ya al 37% de la población mayor de 18 años. En niños, uno de cada diez presenta obesidad y dos de cada diez, sobrepeso, con porcentajes similares en ambos sexos.

El ascenso ha sido más marcado en hombres que en mujeres. No obstante, las mujeres llevan una vida más sedentaria: casi la mitad (el 46,6%) declara no practicar ningún ejercicio físico, frente al 35,9% de los varones. 

En cuanto a la alimentación, el 61,4% de la población consume fruta a diario, y el 45,8%, verduras. El grupo de jóvenes de entre 15 y 24 años es el que menos frutas y verduras incorpora en su dieta. Por otra parte, el 12,5% de la población consume refrescos con azúcar a diario, un porcentaje que ha descendido desde 2006, cuando alcanzaba el 17,2%.


Para conocer los datos completos de la presentación pulse el siguiente enlace: Presentación Encuesta Nacional de Salud 2011-2012

Fuente: fand.es

viernes, 8 de marzo de 2013

Datos consumo alimentario de España 2012


En el día de ayer se presentó el último estudio sobre el consumo alimentario realizado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Este trabajo muestra las diferencias en la cesta de la compra de los españoles con respecto al año pasado (2012 vs 2011). 

El estudio revela que el gasto de los españoles en alimentación, tanto dentro como fuera del hogar, ha descendido en el pasado año. Dicha investigación detecta un crecimiento en el consumo de alimentos de primera necesidad, como la fruta fresca, el pan, los huevos, la carne  y los derivados lácteos. 

A continuación, muestro una tabla-resumen con los principales datos que se han aportado:


Haz click en la imagen para ampliar

Pulse el siguiente enlace para acceder al documento completo: Presentación de los datos de consumo alimentario en el hogar y fuera del hogar en España 2012.

miércoles, 6 de marzo de 2013

¿Qué hacer para tirar menos comida?


1.- Planifique la compra: Elabore un menú semanal. Mire en el frigorífico y en la despensa para ver si cuenta con los ingredientes necesarios y confeccione una lista de la compra en la que sólo figuren los que le hagan falta. Cuando llegue a la tienda consulte la lista y limítese a comprar lo que haya apuntado. No se deje tentar por las ofertas y no haga la compra con hambre: volverá a casa con más artículos de los necesarios. Compre la fruta y verdura por piezas en lugar de preenvasada. De esta forma comprará exactamente la cantidad
que necesite.

2.- Compruebe la fecha de caducidad: Si no tiene previsto consumir de inmediato un artículo cuya fecha de caducidad se aproxime, coja otro que caduque más tarde o cómprelo el día que vaya a consumirlo. Tenga en cuenta la información de las etiquetas: “fecha de caducidad” indica que ese alimento sólo puede consumirse con seguridad hasta la fecha señalada (es la etiqueta que suele figurar en la carne y el pescado); “consumir preferentemente antes de” indica que ese producto mantendrá la calidad esperada hasta la fecha señalada. Que la fecha de consumo preferente de un producto ya haya pasado no quiere decir que no sea seguro.

3.- Tenga en cuenta su presupuesto: Tirar comida equivale a tirar dinero.

4.- Mantenga el frigorífico en orden: Compruebe las juntas del frigorífico y la temperatura en el interior. Para garantizar la frescura y longevidad de los alimentos, debe conservarlos a una temperatura comprendida entre 1 y 5° C.

5.- Almacene los alimentos siguiendo las instrucciones que figuran en el envase.

6.- Vaya rotando los alimentos: Cuando compre alimentos, ponga delante los que ya estaban en el frigorífico y la despensa y coloquelos detrás los que acaba de comprar. Así evitará el riesgo de almacenar productos enmohecidos.

7.- Sirva cantidades pequeñas de comida dando a entender que todos pueden repetir una vez que hayan acabado lo que tienen en el plato.

8.- Aproveche los restos: En vez de tirar a la basura los restos de comida, utilícelos para la comida del día siguiente, aprovéchelos como ingredientes para la cena de ese día o congélelos para otra ocasión. La fruta demasiado madura puede utilizarse para hacer batidos o tartas. Las verduras que empiezan a ponerse mustias pueden aprovecharse para cremas o sopas.

9.- Congele: Si come poco pan, congélelo cuando llegue a casa y saque unas cuantas rebanadas dos horas antes de que vaya a consumirlas. Congele alimentos cocinados, así tendrá la cena lista para esas noches en las que está demasiado cansado para cocinar.

10.- Convierta los residuos en abono para el jardín: Siempre habrá residuos que haya que desechar, así que ¿por qué no hacer compost con las mondas de frutas y verduras? En pocos meses obtendrá un excelente abono para las plantas. Los residuos de comida preparada pueden aprovecharse con un compostador doméstico. Solo hay que depositar los residuos, cubrirlos con una capa de microbios especiales y dejar que fermenten. El producto resultante puede utilizarse para abonar el jardín o las plantas de interior.

Tomado de: ec.europa.eu