lunes, 25 de marzo de 2013

¿Cómo debe ser una alimetación saludable?



Una alimentación saludable es aquella que permite alcanzar y mantener un funcionamiento óptimo del organismo, conservar o restablecer la salud, disminuir el riesgo de padecer enfermedades, asegurar la reproducción, la gestación y la lactancia, y que promueve un crecimiento y desarrollo óptimos. 

Esta alimentación debe ser:

  • Satisfactoria: agradable y sensorialmente placentera. 
  • Suficiente: que cubra las necesidades de energía, en función de las necesidades de las diferentes etapas o circunstancias de la vida. 
  • Completa: que contenga todos los nutrientes que necesita el organismo y en cantidades adecuadas. 
  • Equilibrada: con una mayor presencia de una amplia variedad de alimentos frescos y de origen principalmente vegetal, y con una escasa o nula presencia tanto de bebidas alcohólicas como de alimentos con baja calidad nutricional. 
  • Armónica: con un equilibrio proporcional de los macronutrientes que la integran. 
  • Segura: sin dosis de contaminantes biológicos o químicos que superen los límites de seguridad establecidos por las autoridades competentes, o exenta de tóxicos o contaminantes físicos, químicos o biológicos que puedan resultar nocivos para individuos sensibles. 
  • Adaptada: que se adapte a las características individuales (situación fisiológica y/o fisiopatológica), sociales, culturales y del entorno del individuo. 
  • Sostenible: que su contribución al cambio climático sea la menor posible y que priorice los productos autóctonos. 
  • Asequible: que permita la interacción social y la convivencia y que sea económicamente viable para el individuo. 


2 comentarios:

  1. Una sana alimentación implica manejar buenos hábitos de consumo que ayudarán a mejorar el rendimiento de nuestro organismo y mente.

    ResponderEliminar
  2. Una alimentación saludable contiene las proteínas y vitaminas necesarias para llevar un buen estilo de vida, lleno de energía.

    ResponderEliminar