martes, 15 de febrero de 2011

Funciones del agua en nuestro organismo

Actúa como disolvente: El agua es el disolvente universal y como tal, favorece que todas las reacciones químicas tengan lugar en un medio acuoso.

Facilita el transporte: Tanto nutrientes como sustancias de desecho viajan a través de la sangre, linfa y orina gracias al agua. Ya que ésta participa en la eliminación de impurezas mediante la formación de la orina, ayudando a los riñones en su trabajo de filtración y de forma permanente, La sangre es filtrada por los riñones, que la liberan de las impurezas. Cuanto mayor sea el caudal de sangre filtrada, mejor será el funcionamiento de los riñones y su trabajo de filtración.

Por el contrario, un consumo insuficiente de agua puede acarrear infecciones urinarias y provocar la formación de cálculos.

Función estructural: El agua forma parte de estructuras musculares y articulares. De hecho, cualquier célula mantiene su forma gracias al agua intracelular y hay órganos en los que el agua es el principal componente, como en el caso de los músculos o los ojos.

Regula la temperatura corporal: Gracias a su elevada capacidad calorífica, permite a nuestro organismo intercambiar calor con el medio externo (coger o ceder) ocasionando de forma general, solo pequeñas variaciones de temperatura, es decir, ayuda a disipar el calor. Algo realmente importante ya que nuestro organismo no podría aguantar temperaturas demasiado elevadas.

Actúa como lubrificante: El agua está presente en el líquido sinovial de las articulaciones, en las mucosas del tracto digestivo, genital y urinario, y también en el líquido de recubrimiento de las vísceras, cosa que favorece está acción lubricante.

Fuente: tunutricionista.es

1 comentario:

  1. Hola a todos. Súper interesante el post. El agua hace funcionar todo, es lo mejor para el cuerpo. No soy muy fanático del agua de la llave, pero sí del agua carbonatada mineral, tomo alrededor de 2 litros diarios.

    ResponderEliminar