sábado, 28 de mayo de 2011

¿Qué es la E. coli?

Escherichia coli (E. coli) es el nombre de un tipo de bacteria que vive en el intestino. La mayoría de las E. coli son inofensivas. Sin embargo, algunos tipos pueden producir enfermedades y causar diarrea. Un tipo causa la diarrea del viajero. El peor tipo de E. coli causa una diarrea hemorrágica y a veces puede causar insuficiencia renal y hasta la muerte. Estos problemas tienen más probabilidades de ocurrir en niños y en adultos con sistemas inmunológicos debilitados.


La bacteria se transmite por:


a) consumo de alimentos insuficientemente cocidos o crudos
b) ingestión de agua contaminada
c) contacto persona a persona
d) contacto con materia fecal de animales

El vehículo más frecuente de infección humana es la carne de bovino, fundamentalmente las hamburguesas poco hechas. También se ha documentado la infección vehiculada por otros alimentos como carne de pavo, salami, leche, yogur, mayonesa, ensaladas, vegetales crudos y agua. Las distintas formas de E. coli suelen ser resistentes a las temperaturas extremas y a los ácidos débiles.

Fuente: MedlinePlus, consumer.es, Escherichia coli O157:H7.

jueves, 26 de mayo de 2011

Colesterol



El colesterol es una sustancia grasa natural presente en todas las células del cuerpo humano necesaria para el normal funcionamiento del organismo. La mayor parte del colesterol se produce en el hígado, aunque también se obtiene a través de algunos alimentos.

La sangre conduce el colesterol desde el intestino o el hígado hasta los órganos que lo necesitan y lo hace uniéndose a partículas llamadas lipoproteínas. Existen dos tipos de lipoproteínas:

  • De baja densidad (LDL): se encargan de transportar nuevo colesterol desde el hígado a todas la células de nuestro organismo.
  • De alta densidad (HDL): recogen el colesterol no utilizado y lo devuelve al hígado para su almacenamiento o excreción al exterior a través de la bilis.

Según esta interacción podemos hablar de dos tipos de colesterol:

  1. Colesterol malo: el colesterol al unirse a la partícula LDL se deposita en la pared de las arterias y forma las placas de ateroma.
  2. Colesterol bueno: el colesterol al unirse a la partícula HDL transporta el exceso de colesterol de nuevo al hígado para que sea destruido.
Valores de colesterol

- Colesterol total

  • Normal: menos de 200 mg/dl
  • Normal-alto: entre 200 y 240 mg/dl. Se considera hipercolesterolemia a los niveles de colesterol total superiores a 200 mg/dl.
  • Alto: por encima de 240 mg/dl

- Colesterol LDL

  • Normal: menos de 100 mg/dl
  • Normal-alto: de 100 a 160 mg/dl
  • Alto: por encima de 160 mg/dl

NOTA: Esta recomendación no significa que la cifra normal de LDL deba rondar los 100 mg/dl. En algunos casos, el nivel deseable de LDL puede ser incluso menor de 70 mg/dl.

- Colesterol HDL

  • Normal: superior a 35 mg/dl en el hombre y 40 mg/dl en la mujer

- Triglicéridos

  • Normal: menos de 150 mg/dl
  • Normal-alto: entre 100 y 500 mg/dl. Se considera hipertrigliceridemia a los niveles de triglicéridos superiores a 150-200 mg/dl.
  • Alto: por encima de 500 mg/dl.
Fuente: fundaciondelcorazon.com

martes, 24 de mayo de 2011

Nestlé: Aprende a comer bien

Como es sabido, los desórdenes alimenticios se extienden entre la población infantil. El Programa Escolar Nestlé de Educación tiene como objetibo invertir esta tendencia y motivar a los escolares a adoptar hábitos saludables en lo referente a la alimentación y la actividad física.

El programa se ha diseñado para ser impartido en las escuelas a los alumnos del tercer ciclo de primaria.

Todo el material didáctico ha sido desarrollado por expertos dietista-nutricionistas coordinados por la Fundación Española de la Nutrición y se ofrece de manera gratuita a los profesores que lo soliciten.

A partir de ahora se podrá acceder a este programa a través de la sección de este blog "Nutrición Escolar".

Fuente: Nestlé.es

sábado, 21 de mayo de 2011

Importancia del agua en la hidratación

Para cualquier persona sana, la sed es una guía adecuada para tomar agua, excepto para los bebés, los deportistas y la mayoría de las personas enfermas y ancianas. En estos casos conviene programar momentos para ingerir agua, ya que la gran demanda y los mecanismos fisiológicos que determinan la sed en estas situaciones pueden condicionar desequilibrios en el balance hídrico con importantes consecuencias para la salud o el rendimiento físico o intelectual.

Nuestro organismo posee una serie de mecanismos que le permiten mantener constante el contenido de agua, mediante un ajuste entre los ingresos y las pérdidas. El balance hídrico viene determinado por la ingestión (agua de bebida, líquidos, agua contenida en los alimentos) y la eliminación (orina, heces, a través de la piel y de aire espirado por los pulmones). El fallo de estos mecanismos y las consiguientes alteraciones del balance acuoso, pueden producir graves trastornos capaces de poner en peligro la vida del individuo.

Una correcta hidratación la podemos conseguir mediante nuestra alimentación y el uso de agua u otras bebidas. Aunque el agua es la bebida por excelencia y representa la forma ideal de reponer nuestras pérdidas e hidratarnos, debemos de ser conscientes de que, desde el principio de los tiempos, hemos buscado otras fuentes de líquidos con capacidad de hidratación. En las últimas décadas ha aumentado el consumo de diferentes bebidas, proliferando las bebidas con azúcar.

Dado que el consumo excesivo de azúcar se ha relacionado con la obesidad y otras enfermedades crónicas, es evidente que debe racionalizarse el uso de estas bebidas calóricas especialmente en niños.

Si quieres ver todas estas consideraciones en cuanto a la hidratación y las diferentes recomendaciones que se realizan al respecto, pulse aquí.

Fuente: Iglesias Rosado C,
Villarino Marín AL, Martínez JA, Cabrerizo L, Gargallo M, Lorenzo H, et al. Importancia del agua en la hidratación de la población española: documento FESNAD 2010. Nutr. Hosp. [revista en Internet]. 2011. 26(1): 27-36. Disponible en: http://www.nutricionhospitalaria.com/mostrarfile.asp?ID=5167

jueves, 12 de mayo de 2011

La letra pequeña del "Método Dukan"


La estrategia del Sr. Dukan consiste en adelgazar a base de movilizar nuestras reservas de energía (grasa y glucógeno). Para ello, se preocupa de implicar a la gente en su programa, prometiendo resultados a cambio de esfuerzos como si fuese un contrato. Aunque es cierto que de esta manera puede darse una rápida pérdida de peso, los inconvenientes superan con mucho a las ventajas. ¿Merece la pena firmar las siguientes cláusulas?




  • No solo se pierde grasa, también mucha masa muscular (y con ella fuerza y salud).
  • Efecto rebote: el propio Dukan lo menciona en sus libros como un inconveniente. Tras una experiencia de fuertes privaciones, nuestro organismo aprende la lección y reacciona asimilando mejor las calorías. Como previsión ante futuras dietas "milagro", nuestro cuerpo usa las breves treguas que le concedemos para reconquistar las reservas perdidas. Es posible recuperar todos los kilos perdidos en poco tiempo e incluso alcanzar un peso superior al de antes del régimen.
  • Perderemos mucha agua y someteremos a hígado y riñones a un trabajo agotador de eliminación de residuos (las proteínas generan más que los carbohidratos).
  • Nuestro hígado producirá mayor cantidad de cuerpos cetónicos, compuestos químicos que, a partir de ciertos niveles, son tóxicos para las células nerviosas.
  • Estreñimiento por falta de fibra, vitaminas y minerales.
  • Fatiga y calambres musculares por falta de azúcares.
  • Es un régimen caro (incluso si no se cae en ninguna de las “promociones Dukan”), ya que hay que consumir (y comprar) grandes cantidades de carne, pescado y marisco.
  • El propio Dukan reconoce en sus libros otros efectos secundarios como el mal aliento y una sensación de cansancio generalizado.
Fuente: ocu.org

martes, 10 de mayo de 2011

Dietas milagro: "Dukan"

Hoy os muestro una entrada sobre otra de las llamadas "dietas milagro" que comprometen muy seriamente nuestra salud. Se trata del método Dukan, dieta propuesta por el Sr. Dukan que el Ministerio de Sanidad Política Social e Igualdad y el Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas desaconsejan encarecidamente por ser ineficaz, fraudulento y potencialmente peligroso. Esta opinión se sustenta en las siguientes seis consideraciones al respecto de dicha “dieta” o “método”:


1.- Ausencia de fundamento científico.

2.- Cumple las caraterísticas que definen a las dietas fraudulentas.

3.- Ilegalidad de sus afirmaciones.

4.- Errónea atribución de capacidad adelgazante a las proteínas dietéticas.

5.- Contradicciones con los consensos de expertos en obesidad.
6.- Potenciales daños asociados al seguimiento de su “método” o “dieta”.

Ndsalud desaconseja también esta práctica y recomienda
a todas las personas que quieran ponerse a dieta, que consulten a un especialista en nutrición (dietista-nutricionista).

miércoles, 4 de mayo de 2011

¿Pesa más España?

Hoy os muestro una entrada de una noticia que me ha mandado mi primo esta mañana sobre la obesidad en España, y es que en los últimos 14 años, la obesidad mórbida ha aumentado en más de un 200% y actualmente, en España sufren esta enfermedad 6,1 de cada mil ciudadanos.

En los últimos 14 años, la cifra de españoles con obesidad mórbida ha pasado de 1,8 por cada 1.000 habitantes en 1993 a 6,1 en 2006, lo que supone un incremento de más del 200%, según advierte la Sociedad Española de Cardiología (SEC) en un informe publicado en la 'Revista Española de Cardiología'.

Se considera que una persona sufre obesidad mórbida cuando su Índice de Masa Corporal (IMC) es igual o superior a 40; cuando lo normal es tener valores situados entre 18 y 24. El IMC es un valor indicativo del peso de una persona en relación con su altura y se calcula al dividir el peso en kilos y la altura en metros cuadrados.

El crecimiento de la obesidad mórbida es más rápido que el de los sobrepesos más leves, con un IMC por encima de 30 (más del 200% en obesidad mórbida frente a un 65% en obesidad).

Además, el estudio ha desvelado que, aunque siguen siendo las mujeres las que más padecen este trastorno (6,8 de cada mil frente a 5,4 de cada mil varones) el crecimiento relativo entre los hombres ha sido tres veces superior.

Para el profesor Miguel Ángel Martínez, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra, "los resultados de este estudio obligan a tomar urgentemente medidas preventivas eficaces, ya que nos estamos acercando con demasiada rapidez a las cifras de obesidad que EEUU tenía hace veinte años. En la actualidad, el país norteamericano tiene una prevalencia de obesidad mórbida de entre el 5% y el 6% de la población. Nosotros por el momento no llegamos al 1%, pero estamos tendiendo a alcanzar estas cifras en pocos años".

"Una alimentación poco saludable, el aumento de azúcares añadidos, una vida sedentaria y una predisposición genética son los factores que ayudan a la rápida proliferación de esta enfermedad" advierte este especialista.

Los autores del estudio han querido destacar, además, que la obesidad es uno de los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares; y que padecer de obesidad mórbida triplica las posibilidades de sufrir algún episodio cardiaco.

Fuente: elmundo.es

lunes, 2 de mayo de 2011

Comer bien con un presupuesto reducido

En estos duros momentos desde el punto de vista económico, un número considerable de personas tiene dificultades para comprar comida y hace esfuerzos por ahorrar en la cesta de la compra. Existe una idea errónea bastante generalizada de que todos los alimentos sanos son caros. Se puede comer de manera saludable con un presupuesto limitado, aunque puede que requiera un poco más de planificación.

- Compre la fruta y la verdura de temporada, y cocine con estos productos en la medida de lo posible.

- Diseñe un menú semanal sano de bajo coste.

- Escriba una lista de la compra y aténgase a ella.

- Organice los alimentos en su nevera/despensa de manera que los consuma antes de su fecha de caducidad.

- Mida las porciones para reducir el desperdicio.

- Entérese de cómo utilizar las sobras.

- Cocine el doble y congele la mitad para otro día.

- Los supermercados a menudo bajan el precio de los artículos perecederos al final del día o los fines de semana, cuando se aproxima la fecha de caducidad.

- Comparta ofertas especiales/compras en grandes cantidades con un amigo o congele productos para usarlos posteriormente.

Fuente: eufic.org