viernes, 17 de octubre de 2014

Repunte de los TCA



Cuando una patología está tan ligada a elementos socioculturales como los TCA y una sociedad sigue empeñada en “arturos”, “podemos”, “nuevos políticos de TV”, fútbol cada día (ya sin casi), pronósticos del tiempo tipo tesis doctoral, tertulias mañaneras de TV en las que no se dicen sino chorradas de famosetes sin relevancia social alguna, etc., no es de extrañar que la gente padezca trastornos de todo tipo. También trastornos alimentarios.

Hace tiempo que comer con normalidad pasó a ser una reliquia artística y no parece que pueda revivir por más programas de cocina que se emitan en la dichosa TV. La gente sigue comiendo igual, eso sí sabe mucho de gastronomía. Aquello de que la persona vale más que su cuerpo, su físico o su apariencia es otra antigualla. Nada más lejos de la realidad cotidiana en la que culos, abdómenes como tablas, tetas antigravedad, etc. no dejan lugar a la autoestima de muchas y muchos que no alcanzan semejantes tesoros corporales idolatrados por los medios y que son la envidia (que nunca es sana) de vecinos y vecinas de peor tallaje. 

Dicen que un político a estrenar puede llegar a ganar por guapo. No nos extrañaría nada, cosas así ya se han visto. Y dicen que otro puede arrasar porque sólo le falta nadar sobre las aguas para que se crean lo que dice (muchos no necesitan ni el milagro para creer). 

Así las cosas, leemos que en Aragón, en 2013, se detectaron 109 casos nuevos de anorexia y de bulimia y la tendencia hacia 2014 augura un nuevo repunte. Se nos dice también que al Hospital Clínico de Zaragoza llegan entre tres y cinco volantes nuevos cada semana por estos problemas lo que hace que estén atendiendo entre 500 y 600 casos. No está mal, no ahora sino desde hace años. No obstante el caldo de cultivo social sigue ahí, con escasas medidas específicas contra el problema desde el área social. Persisten desfiles de esqueletos, persiste la “moda” de hacer “dietas”, no hay un adecuado control de la caja tonta, en Internet campan a sus anchas todo tipo de informaciones patógenas (de todo tipo) y las familias andan muy ocupadas, ocupadísimas. Pero hay cosas más importantes, como que un paisano de Albacete sepa si va a llover mucho mañana en La Habana.

Tomado de: tcasevilla.com

1 comentario:

  1. Pues tienes toda la razón! Es muy importante cambiar nuestros hábitos y empezar a comer alimentos naturales

    ResponderEliminar