viernes, 20 de diciembre de 2013

Alimenta tu cerebro con vitamina D

El artículo que muestro a continuación lo escribe la periodista Cristina Breña acerca de un reciente artículo publicado en la revista Free Radical Biology and Medicine.



La universidad de Kentucky ha desvelado que consumir una dieta baja en vitamina D causa daños en nuestro cerebro. La investigación se realizó con animales cuyas capacidades cerebrales son parecidas a las nuestras. Les indujeron una dieta baja de vitamina D durante varios meses y descubrieron que la falta de esta vitamina oxida nuestro cerebro y hace que envejezca antes de tiempo.

La vitamina D que nuestro cuerpo obtiene mediante la exposición al sol y la ingesta de ciertos alimentos, se metaboliza y se convierte en calcitriol. Si nuestro cuerpo no es capaz de producir el suficiente esto hace que se alteren las proteínas que ayudan al funcionamiento de las células del cerebro y como consecuencia se presenten problemas cognitivos y de memoria.

Alzhéimer, esclerosis múltiple y autismo

Durante años se han investigado las causas de enfermedades como el Alzhéimer, la esclerosis múltiple o el autismo sin llegar a una conclusión 100% segura. Sin embargo, se han observado algunas pautas comunes en los pacientes que sufren estas enfermedades. La más significativa es el bajo nivel de vitamina D como posible explicación de las dolencias.

Alimentos ricos en vitamina D

Nuestra ingesta diaria de esta vitamina se debe encontrar en 600 UI siendo importante aumentarla a partir de los 60-65 años. Un huevo contiene, por ejemplo, el 6% de la cantidad de vitamina D diaria que necesitamos. Dentro de los pescados con más porcentaje de vitamina D encontramos el pez gato, el salmón, la caballa, las sardinas y el atún.

Las gambas, langostinos, almejas y ostras también nos proporcionarán un alto nivel de vitamina D, mientras que en menor medida, encontramos las setas, y los quesos Camembert y Cheddar. Hay alimentos que vienen específicamente enriquecidos con vitamina D como son la leche, los cereales o los yogures (debes mirar el etiquetado para saber si han sido fortificados).

Es importante recordar que aunque se consuman estos alimentos es necesaria la exposición al sol (10-15 minutos diarios es suficiente) para obtener los niveles óptimos.

Cristina Breña, Licenciada en Periodismo. Redactora en Apréndelo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario