jueves, 5 de diciembre de 2013

¡Que no te engañen ante un producto milagro!


Reconocer los productos milagro es fácil, sólo debemos observar si en su publicidad o presentación aparecen:

  • Testimonios: Es una técnica frecuente, generalmente utilizan a supuestos profesionales sanitarios que explican ambiguamente las propiedades del producto. También suelen utilizar testimonios de personas que aseguran haber probado el producto y que han conseguido resultados fabulosos en poco tiempo.

  • Confusión entre publicidad o noticias científicas: Una estrategia utilizada por la publicidad de estos productos es hacernos creer que leemos una noticia científica, lo que tiende a confundir la opinión del consumidor.

  • "Sin efectos secundarios": Estos productos aclaran que no causan efectos secundarios, porque son "totalmente naturales". Debemos tener en cuenta que aunque sean naturales, pueden producirnos efectos secundarios, como por ejemplo alergias. Es importante verificar que vienen descritos los componentes del producto para evitar cualquier efecto no deseado, pero sobre todo porque tenemos derecho a estar informados de lo que consumimos.

  • Imágenes antes y después: Esta publicidad, casi siempre, está acompañada de imágenes "antes y después", las cuales son imposibles de comparar, por el tamaño y calidad de las fotografías, vestimenta y postura de la persona, etc.

  • Ofrecen grandes pérdidas de peso, en pocas semanas, sin dejar de comer, sin hacer dieta, sin hacer ejercicios, comiendo todo lo que nos gusta... Este es quizás el mensaje estrella de los productos milagro, pero debemos ser conscientes de que una pérdida de peso tan agresiva no es saludable. No se puede eliminar en un par de semanas el peso que se ha acumulado a lo largo del tiempo.

  • Mensajes que menoscaban la autoestima: Con frecuencia encontramos en la publicidad de estos productos frases que estimulan una mala percepción de nosotros mismos y que inducen a pensar que para sentirnos aceptados y queridos debemos estar delgados, haciéndonos creer que el éxito y el afecto sólo dependen de nuestra apariencia física.

  • Domicilio mercantil: En muchos casos, la empresa que comercializa el producto no identifica su domicilio mercantil, o sólo proporciona un apartado de correos o un número de teléfono, dificultándose así el proceso de reclamación al que tenemos derecho los consumidores.

Fuente: cecu.es

1 comentario:

  1. Buenas tardes, realmente me parece muy interesante tu artículo ya que cuantas veces no hemos sido engañados por algunos productos con promesas falsas de perder tanto peso sin consecuencias ni rebotes. Yo siempre he tenido problemas de sobrepeso y he hecho dietas hasta el cansancio, algunas tuvieron resultados pero no los que esperaba. Conocí un producto que pensé sería el típico producto milagro que comentas anteriormente así que decidí no comprarlo, hasta que conocí a algunas personas que realmente recibieron muchos beneficios gracias a este producto y me di cuenta de que no es el típico producto milagro, ya que de verdad bajas de peso pero no de la nada ni milagrosamente, al contrario, de verdad es un compromiso y tienes que echarle muchísimas ganas, más que un producto milagro te enseñan a comer y a llevar una vida saludable, estoy tan agradecida porque por primera vez en mi vida de verdad me siento bien. Yo era prediabética debido a mi sobrepeso y mis niveles de azúcar se han estabilizado tanto gracias a este producto, a continuación les dejo un link para que conozcan un poco mas de este producto: http://vivriblog.com/vivri-la-dieta-perfecta/, saludos

    ResponderEliminar