lunes, 17 de enero de 2011

El consumo de azúcares desde niños eleva el riesgo cardiaco

Según un estudio de la Universidad de Emory (EEUU), los adolescentes con sobrepeso u obesidad con niveles más elevados de consumo de azúcar añadido tenían mayores signos de resistencia a la insulina, a menudo un precursor de la diabetes. Con azúcares añadidos los autores se refieren a cualquier edulcorante calórico que se añade a alimentos o bebidas en el proceso de producción o por el consumidor.

El trabajo, que se publica en la revista Circulation, es el primero en evaluar la asociación de los azúcares añadidos y los indicadores de riesgo de enfermedad cardiaca en adolescentes.

Los resultados muestran que el 21,4 por ciento de la energía total de los adolescentes estudiados (2.157 individuos entre 12 y 18 años) procedía de esta fuente y que aquellos que consumían niveles más elevados tenían menores niveles de lipoproteínas de alta densidad (HDL), el colesterol bueno, y mayores de triglicéridos y lipoproteínas de baja densidad (LDL) o colesterol malo.

El estudio mostró que los adolescentes con un mayor consumo de azúcares añadidos tenían niveles de LDL de 94,3 mg/dL en comparación con los 86,7 mg/dL de los que tomaban niveles más bajos de azúcar, un 9 por ciento de diferencia.

Los niveles de triglicéridos en los que tenían un consumo más elevado de azúcares añadidos era de 79 mg/dL en comparación el 71,7 por ciento de los que tomaban niveles más bajos, un 10 por ciento de diferencia.

Por último, los autores destacan que los adolescentes con sobrepeso u obesidad con los niveles más altos de consumo de azúcares añadidos tenían mayores signos de resistencia a la insulina.

Ver Abstract del artículo: Consumption of Added Sugars and Indicators of Cardiovascular Disease Risk Among US Adolescents.

Fuente: 20 minutos.es

1 comentario:

  1. La dietética es una de las disciplinas con más aceptación en los tiempos que corren. La formación y los conocimientos que implica (http://www.aprendelo.com/cursos/dietetica-y-nutricion/) no sólo pueden aprovecharse para tener una profesión, sino para aplicarlos a nuestra vida diaria. Una buena alimentación es la clave del bienestar físico y emocional.

    ResponderEliminar