martes, 27 de diciembre de 2011

Uvas embolsadas para celebrar el Año Nuevo


La uva del Vinalopó crece protegida bajo un bolso de papel que cuida y guarda con mimo todos los granos del racimo hasta llegar a manos del consumidor.

La bolsa protege a los granos de las inclemencias meteorológicas, con lo que estos desarrollan una piel mucho más fina por tener que defenderse de las agresiones de la lluvia, el sol o el viento. Esta misma protección tamiza la exposición al sol, lo que produce uniformidad de color en los granos que componen. 

Al comienzo de su maduración, en julio, comienza el proceso de embolsado, se seleccionan los mejores racimos de uva y se cubre cada uno de ellos con una bolsa de papel especial que se cierra por el pedúnculo, quedando abierta por su parte inferior.

La variedad Aledo, puede estar embolsada más de cuatro meses y es la uva que se por tradición se toma en Nochevieja con las 12 campanadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario